Energía Solar Térmica

 

El funcionamiento básico de este tipo de energía se basa en el efecto invernadero que comienza cuando la radiación solar incide sobre el captador, que está formado por una superficie absorbedora debidamente aislada y por un vidrio transparente a la luz visible.

 

Una instalación solar térmica de agua caliente sanitaria tipo consta, por tanto, de un grupo de colectores solares térmicos, un acumulador y una bomba de circulación. Por un lado, los colectores deben ubicarse, siempre, en un lugar donde reciban la radiación solar directamente y sin sombras, con la orientación e inclinación más favorable según la latitud del lugar. En función de las características del edificio, aquellos pueden estar integrados sobre la propia cubierta o sobre la superficie plana de una terraza, por lo que habrá que utilizar, en cada caso, la estructura adecuada. Por otro lado, el acumulador, puede ubicarse en el interior del edifico o sobre la propia cubierta en función de la disponibilidad de espacio.

Sistema forzado
Sistema forzado
Termosifón
Termosifón